Libros, café y viajes: Dublín, ciudad encantadora

Comenzaré este artículo en Dublín, la primera ciudad extranjera en la que viví.

En el otoño del 2016 estuve dando clases de alemán, con una compañera del trabajo, en Atlas Language School, situada en Portobello.

Y sí, el nombre le hace honores a este hermoso rincón. ¡La escuela está al lado de un canal plagado de cisnes!

Escuela de idiomas Atlas, en Portobello, Dublín
Cisnes en el canal de Portobello, Dublín
Mi mano intentando tocar uno de los cisnes

Justo en la calle de atrás de la escuela se encuentra Wall & Keogh, una cafetería con muchísimo encanto, a la que solía ir antes y después de clase.

Estoy segura que Dublín esconde más pequeños tesoros parecidos, pero quería reseñar este por los buenos recuerdos que me trae.

Entrada de Wall & Keogh, Dublín

La entrada tiene un aire de pub irlandés que me encanta.

A primera vista, no parece muy grande, pero al entrar me llevé una sorpresa…

Rincón del Wall & Keogh, con sus libros

El interior tiene un cierto ambiente bohemio y acogedor. Música suave y personal agradable.

Es perfecto para relajarse tomando una de sus múltiples variedades de té, o un café mientras lees un libro.

¡Hasta tienen una guitarra y juegos de mesa!

Parte de abajo del Wall & Keogh, Dublín

Si te entra hambre, también puedes disfrutar de sus deliciosos sándwiches en su terracita: esta fue la sorpresa que me llevé, no esperaba encontrar este rinconcito dentro del establecimiento.

Terraza interior de Wall & Keogh, Dublín